El ciclo de violencia domestica

El ciclo de violencia domestica demuestra un patrón de tres étapas que caracteriza muchas relaciones en que hay abuso.


Aumento de tensión: esta étapa incluye insultos, gritos, criticas constantes, coerción, enojo, y amenazas.

Violencia: esta étapa incluye ataques físicos y sexuales como empujones, cachatadas, golpes, y/o relaciones sexuales forzosas.

Seducción: disculpas, echando la culpa a la victima, promesas de cambiar, regalos.

En adición, este ciclo nos explica como tres dinámicas—el amor, la esperanza, y el miedo—son repetidos por el proceso y pueden perpetuar una relación violenta.

Amor, Esperanza, y Miedo mantienen el ciclo en moción.

Amor...por su pareja, la relación tiene (o tenía) momentos buenos, no todo está mal.

Esperanza
...que todo va a cambiar, la relación no comenzó así, tal vez él será como antes.

Miedo...quizás él cumplirá con las amenazas para dañarle/matarle o hacer daño a la familia.
...por su pareja, la relación tiene (o tenía) momentos buenos, no todo está mal.